Publicado 11 agosto 2021

LA JUSTICIA LABORAL AL BORDE DEL COLAPSO:
Desde fines del 2020 y comienzo del 2021, dos juzgados laborales -de un total de cinco de primera instancia- quedaron vacantes, al haberse jubilado sus titulares.
Al tiempo que ello aconteciera, se llevó adelante el concurso para la cobertura de aquellos.
El 23 de abril del corriente, el Consejo de la Magistratura de la provincia, elevó al Poder Ejecutivo la propuesta sugerida por el cuerpo evaluador.
Sin embargo, habiendo transcurrido cuatro (4) meses de la finalización «formal»-evaluación de antecedentes y oposiciones-, aún no se logró avanzar hacia los nombramientos definitivos.
Dicha circunstancia origina que miles de ciudadanos no encuentren respuestas a sus conflictos laborales, dado que la demora en las designaciones, genera un atraso extraordinario en los expedientes en trámite.
En un fuero donde se encuentran en juego derechos de naturaleza alimentaria -elementales para la subsistencia-, como son las indemnizaciones derivadas de despidos, accidentes de trabajo, falta de pago de salarios, horas extras, entre otros, las dilaciones empujan a los justiciables al terreno de la pobreza.
El sacrificio de funcionarios y empleados del Poder Judicial, abogados y abogadas, no resultan suficientes para paliar dicha situación.
Desde el Colegio de Abogados de Santa Fe hemos reclamado a las autoridades de los poderes del Estado sobre esta cuestión, en reiteradas oportunidades, sin obtener respuestas satisfactorias.
La falta de acuerdos políticos mantiene de rehenes a muchísimos ciudadanos que se ven privados, por tal circunstancia, de ingresos para afrontar sus necesidades básicas.
DIRECTORIO COLEGIO DE ABOGADOS DE SANTA FE