Nuevo repudio del CASF a las declaraciones del presidente Macri referidas a los abogados laboralistas. Pedido de prudencia en las manifestaciones

Pubicado: 3 de Noviembre 2017

El Colegio de Abogados de Santa Fe, reitera su profunda inquietud por las injustificadas declaraciones públicas formuladas por el Presidente Macri y funcionarios de su gabinete, relacionadas con la actuación de los operadores jurídicos en el ámbito de los procesos laborales.

Tal como lo manifestáramos en su oportunidad, los funcionarios públicos deben actuar con moderación y ser prudentes en sus manifestaciones, en salvaguarda del correcto funcionamiento de la República.

Ante la reiteración de las ofensas, observamos con notoria preocupación que nuestra proclama de entonces, se convirtió en una mera expresión de deseos, circunstancia que nos impone el deber de defender la honorable labor profesional.

Es preciso dejar aclarado que nuestra acción no se dirige a tutelar intereses corporativos, sino que por el contrario, procura salvaguardar la dignidad de ciudadanos que, a través del ejercicio de la abogacía, hacen realidad la manda del preámbulo de la Carta Magna de “afianzar la justicia y consolidar la paz.

El Señor Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri, tipificó de “mafiosos” a los Abogados y Jueces Laboralistas.

Tales expresiones constituyen una agresión ligera e inaceptable para aquellos que ejercemos honestamente la profesión, y en especial, a los sectores más vulnerables de la sociedad, como son los trabajadores.

Alegar que los juicios laborales provocan el cierre, o quiebra de las Pequeñas y Medianas Empresas, constituye un acto cuanto menos de desconocimiento, en tanto resulta evidente que las causas que generan dichos efectos encuentran su fuente en cuestiones de políticas macroeconómicas que no vienen al caso mencionar, por exceder el marco del presente pronunciamiento.

Lamentablemente no se trata del primer acto de agresión hacia el fuero Laboral, sino que la insinuación resulta sistemática, y repetitiva, no solo desde la investidura presidencial, sino desde distintos sectores del ámbito político que pretenden simplificar la problemática estigmatizando nuestra labor profesional, como si la defensa de los legítimos derechos del trabajador, resultare objetable.

Las declaraciones en análisis no hacen más que horadar la confianza de la ciudadanía en las instituciones, conspirando ello contra el correcto funcionamiento del propio sistema democrático. Por tal razón, los funcionarios deben abstenerse de formular expresiones apresuradas, injustificadas, genéricas y alejadas a la realidad.

Por lo expuesto, el Colegio de Abogados de Santa Fe expresa su más enérgico repudio a imputaciones totalmente infundadas, que solo desprestigian nuestra investidura, exigiendo a la dirigencia política, y en éste caso al Señor Presidente de la Nación, que guarde el mas alto respeto a la figura del abogado laboralista, que en definitiva es quién aboga por la preservación del derecho de la parte mas débil dentro de la cadena de comercialización, e industrialización, como es “el trabajador”.

Compartir.

Los Comentarios están cerrados.