En la sindicatura concursal dada su complejidad jurídica deviene necesaria la actuación del abogado

En la sindicatura concursal dada su complejidad jurídica deviene necesaria la actuación del abogado El Colegio de Abogados de Santa Fe ante declaraciones de dominio público respecto a que la aprobación de un proyecto de ley que votó el Senado de la Nación incluyendo el patrocinio letrado obligatorio en los concursos y quiebras afecta gravemente el ejercicio profesional de los contadores, quiere poner de manifiesto la inexactitud de tales conceptos. Por el contrario, el patrocinio letrado es indispensable debido a que la complejidad empresaria de la actualidad hace que se deba recurrir a una ingeniería jurídica y societaria moderna que no puede prescindir de la asistencia legal. También se ha referenciado que “hace más de cien años y desde sus orígenes que la ley argentina ha reservado en exclusividad el ejercicio de la sindicatura concursal a los contadores públicos”. Tales afirmaciones terminan configurando una mirada parcial del tema, excluyendo al otro actor de este proceso; ya la Ley 19.551, sancionada en 1972, establecía en su art. 277 anteúltimo párrafo que “En los concursos de personas no comerciantes que no desarrollan su actividad en forma de empresa económica, la sindicatura es ejercida exclusivamente por abogados de la matrícula, designado por el juez de conformidad con las reglas locales.” En tanto, la ley 24.432, sancionada en 1994 y que rigiera hasta la promulgación de la ley 24.522, estableció en su art. 4ª (sustituyendo la parte pertinente del art. 277 de la ley 19551) que: “La sindicatura es ejercida por contadores públicos diplomados y abogados, en ambos casos, con más de cinco (5) años de ejercicio profesional”. Por su parte, el proyecto de ley de concursos ( Adla, XLIV-D, 3806) elevado por el PEN que posteriormente se convirtió en la Ley 24.522 (con las modificaciones introducidas legislativamente) contemplaba en su art. 253 la posibilidad de que sean designados síndicos concursales indistintamente contadores o abogados y estudios de contadores o abogados. La Comisión de Legislación General del Senado emitió su dictamen manteniendo la posibilidad de que los abogados puedan ser síndicos al igual que los contadores. Sin embargo, al llegar al recinto, el proyecto fue modificado en forma antojadiza e infundada tal como se mantiene hasta nuestros días. La Ley 24.522 fue sancionada el 20/7/1995 y promulgada el 7/8/1995. El síndico concursal- entre otras cosas- debe fundamentar jurídicamente la aceptación o rechazo de los pedidos de verificación de créditos, promover acciones reivindicatorias, contestar demandas de verificación tardía e incidentes, contestar -fundando en derecho-, impugnaciones, nulidades o pedidos de revisión entre otras cosas, trámites eminentemente jurídicos. Constituye un absurdo entonces afirmar que los únicos que conocen sobre esta materia son los contadores, dado que si fuese así, jamás los concursos y quiebras podrían ser trámites judiciales y ser sometidos a las decisiones de los jueces, que como sabemos son abogados y no contadores. Los aspectos señalados nos hacen ver que la sindicatura concursal no ha sido patrimonio exclusivo de los contadores y, por otro lado, que la presencia de los abogados, en virtud de los temas a tratarse, deviene necesaria e imprescindible, en aras de brindar una sólida respuesta a cuestiones tan delicadas y sensibles en el seno de una comunidad organizada. En definitiva, este Colegio en forma coincidente con la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) apoya el proyecto aludido en función de un interés supremo que debemos defender si es que queremos alcanzar el ideal de una mejor justicia para todos. Colegio de Abogados de Santa Fe Santa Fe, 10 de Noviembre de 2015.-

Postura_Abogados_concursos_y_quiebras

Compartir.

Los Comentarios están cerrados.