DECLARACION SOBRE INSEGURIDAD

El Colegio de Abogados de Santa Fe manifiesta y comparte la gran preocupación en relación al creciente aumento de hechos de inseguridad que afecta a la población.

Asistimos a una realidad atravesada en forma diaria por delitos que van desde robos simples (arrebatos), hasta violencia escolar, intrafamiliar, lesiones y homicidios.

Párrafo aparte para el consumo y la comercialización de estupefacientes, el cual ha avanzado notablemente e impulsa el crimen, la violencia, la corrupción y la impunidad.

Amén de ello, nos provoca una profunda inquietud los acontecimientos delictivos que se vienen sucediendo en estudios jurídicos de nuestra circunscripción. Es primordial que el Poder Ejecutivo Provincial proporcione las medidas idóneas tendientes a garantizar el libre ejercicio de la abogacía, puesto que no sólo se encuentra en juego la integridad física de los letrados, empleados y clientes, sino que también corre riesgo la propia actividad profesional, dado que la violencia conspira contra la justicia, inhibiéndola actuar.

La solución al alto grado de conflictividad social, impone analizar las causas y a partir de ellas elaborar una política de estado de seguridad a largo plazo, indispensable para el desarrollo del país. La prevención exitosa del delito no resiste soluciones y/ o políticas de corta duración sujetas a la alternancias de gobiernos.

Se requiere además madurez política reflejada por encima de las ideologías.

Un objetivo primordial, será la eliminación o reducción de la exclusión social, de astronómica dimensión y que es un factor determinante en el incremento de la inseguridad.

Se deberá fortalecer la educación, los valores, como así también promover el desarrollo cultural. Superar la dicotomía garantismo – mano dura, y propiciar procesos judiciales ágiles y eficientes; y la esctricta aplicación del código penal.

La problemática y sus posibles soluciones nos compete y compromete a todos como miembros de una sociedad. Debemos participar con decidida vocación solidaria, pero enfatizamos en el mayor esfuerzo que alcanza a aquellos que ostentan cargos con responsabilidad hacia la sociedad, quienes deben fomentar y estimular distintas políticas tendientes a reducir los niveles de delincuencia. Es necesaria una acción coordinada de los tres poderes del estado, junto al trabajo mancomunado de las autoridades nacionales, provinciales y municipales.

Debemos comprender la temática y avanzar sobre las falencias sociales, como así también alentar las distintas medidas de prevención existentes en la actualidad y fortalecer las instituciones, lo que seguro impactará morigerando las estadísticas actuales.

En síntesis: repudiamos enérgicamente la inseguridad y violencia que azota a nuestra ciudad, a nuestra provincia y a la Argentina toda, y exigimos no sólo a nuestra clase política y dirigencial de turno, sino a la sociedad en su conjunto involucrarse en este flagelo, pues sólo el abordaje integral y el compromiso colectivo nos permitirá recuperar la seguridad que hemos perdido.

Compartir.

Los Comentarios están cerrados.